Canal RSS

La rumba catalana: una historia que renace

Carla González, Carlos Tena, Aitor Fernández, Victoria Fraguela

Música directa, música de corazón. De esta forma tan simple puede ser descrita la rumba catalana, nacida en los barrios de Barcelona pero admirada en el mundo entero. Su estilo inconfundible, basado en la mezcla entre melodía y percusión, influye directamente en rumberos del siglo XXI, tales como Muchachito Bombo Inferno y Rosario Flores, quiénes han adaptado un estilo musical más personal pero mantienen en su interior unas virtudes ensalzadas por rumberos catalanes como Peret o El Pescaílla.

Música todo sentimiento, música donde la mejor compañía son las palmas que, junto con el ritmo y la melodía impuesta por el intérprete, generan allí por donde pasan sensaciones, sabor y auténtico arte. Ni flamenco ni rumba flamenca, los gitanos innovadores de este nuevo estilo hace ya más de medio siglo tocaban y cantaban la rumba catalana como aproximación a aquello que hoy día entendemos como “pop”. Letras rítmicas a más no poder, románticas en muchas composiciones. Letras que hacían real el sentimiento del compositor, composiciones que han dejado huella en la música rumbera. Esto es la rumba catalana.

Episodios históricos

La rumba catalana nace en los barrios barceloneses de Gracia y el Raval. Para ser aún más exactos en cuanto a localización, la Calle de la Cera fue la cuna de este estilo musical que coge forma a partir de la fusión de música cubana, flamenco y percusión instrumental. Grupos de gitanos de esta zona junto con marineros de ultramar fueron los creadores de esta rumba catalana que, como todo género musical, disfrutó de sus años exitosos y también sufrió sus etapas de decadencia.

Seña de identidad de la rumba catalana es la forma peculiar de tocar la guitarra, combinando el toque de la cuerda con la percusión de mano sobre el mismo instrumento. La rumba catalana es sinónimo de canciones cortas y ante todo, equivale al baile que se desprende de la letra compuesta.

La radio y la televisión como medios de comunicación son elementos fundamentales para explicar la primera gran explosión de la rumba catalana desde su nacimiento. Peret es el rey de la rumba catalana y figura esencial en la década de los sesenta, es el rumbero catalán más internacional cuyos éxitos coinciden con la creciente fama del género no solo en territorio español, sino en el conjunto del ámbito musical internacional. Se trata de una etapa de la rumba catalana donde emergen muchos, y muy diferentes, intérpretes de este arte, artistas que en sus composiciones transmiten sobre todo un sentimiento de alegría, frescura y festividad. Por este motivo el género no pretende igualar o substituir de algún modo al flamenco, un género que se entiende como un cante de dolor en su forma de interpretación y expresión.

Peret, el rey de la rumba. Fuente, página web de musicopolis: http://www.musicopolis.es/regalazo-un-tema-de-peret/248562011/

Pero es entonces, con la aparición de muchos artistas que quieren imponer su estilo rumbero a partir de la base plasmada por la rumba catalana, cuando este género entra en crisis y el público que antes le era seguidor se aparta de su influencia. El hecho de que todas las innovaciones fueran consideradas como buenas provocó la desnaturalización de la rumba catalana.

Si la rumba catalana aún se conserva es en gran parte por la aparición de un artista llamado El Gato.

Sin embargo, si la rumba catalana aún se conserva es en gran parte por la aparición de un artista llamado El Gato. Barcelonés de origen argentino, Gato Pérez decide transmitir a la gente una nueva rumba mucho más popular, redescubre una forma musical diferente que vuelve a impulsar el fenómeno del rumbero catalán y lo sitúa en alza después de la época decadente.

Peret fue el personaje que dio el primer gran impulso a la rumba catalana, pero también es conocido un segundo auge que situó el género rumbero como éxito de la música en España. Este nuevo crecimiento significó mucho para la rumba catalana, pues aseguraba la continuidad del proyecto musical en vísperas de un nuevo siglo.

La rumba catalana, ¿instrumento político?

Como dijo Gato Pérez, “la rumba nace en la calle, hija de Cuba y de un gitanillo”, pero también es cierto que ha estado respaldada por las instituciones del momento, en sus épocas más álgidas. ¿Ha sido exitosa la rumba catalana gracias al apoyo político del momento?

No se han hecho muchos estudios musicológicos y antropológicos sobre la rumba catalana y sobre el fenómeno social que hay a su alrededor pero sí que podemos esbozar su historia, y la podemos vincular con el contexto histórico.

Un complemento perfecto al turismo de “sol y playa” que masificó el litoral catalán era la rumba catalana.

Encontramos los inicios de la rumba catalana a principios de los años 40, aunque su momento más alto fue en los años 60, de la mano de Peret y el Pescaílla. En ese momento, el gobierno franquista decide abrir España al mundo. Se hizo una gran publicidad con el lema “Spain is different”, promovido por el Ministro de Información y Turismo Manuel Fraga. España estaba sumida en una crisis profunda, arrastrada desde la posguerra, y para la recuperación económica del país se ideó la conocida campaña de sol y playa en las costas españolas. Un complemento perfecto a este tipo de turismo que masificó el litoral catalán era la rumba catalana, un género musical nacido en el pueblo, con influencias del flamenco y la música latina, y que resulta muy cercano a la gente, tanto musicalmente como por las historias sencillas que cuenta. Se podía escuchar rumba catalana en las fiestas de las élites del país, en discotecas, en las verbenas de verano en multitud de pueblos… Y es así como coincide el primer auge de la rumba catalana con el cargo de Ministro de Fraga.

Durante los años 70 y 80 la rumba catalana pasa muy desapercibida. La industria discográfica traslada el epicentro musical de la capital catalana a la capital del país, Madrid. Otros géneros musicales como el rock aparecen con mucha fuerza y disimulan la importancia de la rumba que había tenido años atrás. Además, con la muerte de Franco se pretende eliminar todo lo que estaba vinculado con el dictador. Y aunque no fuera explícito, la rumba catalana se ve afectada por esto, por su vinculación con el sol y playa de Fraga. Y para culminar todos estos factores en contra, en Cataluña, el movimiento de la Nova Cançó cobra mucha fuerza y desde esa perspectiva se califica la rumba catalana como una horterada folklórica y españolista.

Pero el 17 de octubre de 1986 en Lausana (Suiza) se pronunciaron las conocidas palabras, con suspense incluido de “à la ville de… Barcelona”. Este momento fue crucial para la ciudad Barcelona, cuna de la rumba catalana, para que iniciara un proyecto deportivo de grandiosas magnitudes como son la organización de unas Olimpiadas, pero en paralelo va todo el proyecto político y social que consistió en la remodelación de la capital catalana. Una parte importante de este proyecto era eliminar las barriadas de las afueras de Barcelona, donde más gitanos se concentraban y por lo tanto, donde aún respiraba un poco la rumba catalana en sus momentos más bajos.

En el vídeo que a continuación publicamos se demuestra ese resurgir de la rumba catalana, que fue representada en un momento posiblemente inmejorable como es el acto de cierre de los Juegos Olímpicos en Barcelona. Peret canta Hechicera gitana delante de todo el planeta, privilegio impensable que eleva nuevamente el conocimiento y éxito de la rumba catalana.

A finales de los 80 es cuando los Gipsy Kings empezaron a triunfar internacionalmente, y en los 90, culmina la recuperación cuando Peret vuelve a los escenarios después de desaparecer durante unos años, en los que se dedicó a la Iglesia. El gobierno socialista del momento vio en la rumba catalana un símbolo de la ciudad, un producto local con mucha fuerza para promocionarse y para potenciar el sector turístico vinculado con el evento deportivo. Y de eso se encargaron Los Manolos, con la tradición de traducir y versionar canciones de popularidad internacional y pasarlas a rumba. Y aunque serán recordados por muchas de sus versiones, cabe destacar el “Amigos para siempre” o “All my loving”.

No sabemos si la rumba catalana es causa o consecuencia del momento político, pero sea como sea, no se pueden pasar por alto estos fenómenos, dignos de un estudio a fondo, tanto musicológicamente como antropológicamente.

La rumba catalana a partir de los 90

El panorama musical de la rumba catalana en los años 90 se renueva con grupos como Dusminguet, nacido en 1995 y que mantendrá su actividad musical hasta el año 2004. Xavier Boixader, trombón de la banda,  explica que la idea fue la de “juntar y mezclar géneros de baile acumulados en la tradición local englobados en la ‘patxanga’ con la cultura joven del rock, a base de géneros de baile latinos y del ‘sur’, en un formato de grupo ligero y versátil inspirado en el Tex-mex y en especial por Flaco Jiménez, huyendo a la vez, de la influencia de la música/industria anglosajona, buscando acercarse a un público intergeneracional, pluricultural y multiétnico”. Durante los años 90 el estilo de Dusminguet fue bautizado por el propio Xavier Boixader como “world pagès music”.

Dusminguet, Sabor de Gràcia, Gertrudis, La Pegatina, Bongo Botrako… demuestran que la rumba catalana sigue desde hace años en pleno auge.

Otro grupo que marca un antes y un después dentro de la rumba en estos años es Sabor de Gracia, grupo creado por Antonio Carbonell “Sicus”, un gitano aficionado a la rumba catalana, en 1994. Sabor de Gracia es un grupo consolidado dentro del mundo de la rumba catalana. Durante su trayectoria han publicado distintos trabajos: “Tots els colors”, “El Mundo Baila” o “La Cançó amb Rumba”, donde realizaron un homenaje a la nueva canción obteniendo grandes resultados tanto a nivel de venta de discos como de conciertos, llegando a más de 40 actuaciones en España y extranjero.

En 2002 realizan su primera aportación al séptimo arte, participando como actores y como músicos en la Película el ‘Gran Gato’, de Ventura Pons. Desde ese momento Sabor de Gràcia ha puesto música a deiversas películas y series de televisión, llegando a ser nominados por su aportación a la película ‘El Patio de mi Cárcel’ a los premios Goya 2008, como mejor Canción Original con  “Podemos Volar Juntos”.

Sabor de Gracia ha realizado giras por diversos países , EE.UU, Venezuela, Puerto Rico , Argentina, Francia, Inglaterra, Hungría, Austria, Alemania, han podido bailar y Rumbear a ritmo de la Rumba Gitana Catalana de Sabor de Gracia.

Gertrudis es otro de los grupos más populares de la nueva fusión de rumba-flamenca con el reggae, la cúmbia y los ritmos del Este. 10 años de trayectoria, 5 discos y más de 600 conciertos los avalan, son uno de los grupos que han revolucionado la rumba catalana, y por extensión el panormama musical catalán y nacional. Han actuado en festivales de prestigio cómo: Popckom (Alemania), Womex (Sevilla), Mercado Musica Viva (Vic), BAM (Barcelona), Affrocaribbean Festival (Bélgica), Las Mediterranneenes (Francia), Kilometroak (Euskadi), La Gira (Valencia), Mediatic Festival (Alicante), La Noche en Blanco (Madrid)….

En mayo del 2010, llevaron a cabo su primera gira por la India, actuando en la región de Kerala. En julio de 2008 realizaron su primera gira por Canadá, donde tuvieron un gran éxito por parte del público y de la crítica especializada. Incluso el FC Barcelona (Barça), les encargó una versión del himno del Barça a ritmo de rumba. Fueron invitados a la celebración del último título de la Champions para actuar en el Camp Nou. Han compartido escenario con artistas como: Los Manolos, Nofx, The Wailers, Ojos de Brujo, Kiko Veneno, La Cabra Mecánica, Delinqüentes, Gipsy Kings…

Otros grupos destacables nacidos a partir de los 90 hasta llegar a nuestros días son: “Ai ai ai” (1991), “La pegatina” (2003), auténtico fenómeno de masas, “La Troba Kung-Fú” (2008) o el reciente “Bongo Botrako” (2010).

Bongo Botrako, rumba reciente. Fuente, página web del fnac, promoción de su concierto: http://tiendas.fnac.es/plaza-espana/concierto-de-bongo-botrako-en-fnac-plaza-espana/

¿Rumba catalana es rumba flamenca?

Sea como sea, en los últimos años hay una verdadera corriente de opinión que trata de desvincular completamente a la rumba catalana no sólo del flamenco, que esto puede ser más o menos discutible, sino de la misma rumba flamenca. Avalando esta idea, han aparecido desde hace aproximadamente 10 años, numerosos artículos, libros, biografías, incluso tesis doctorales que intentan hacer un análisis antropológico del fenómeno. Algunas realizadas por musicólogos, incluso por flamencólogos. A este carro también se han apuntado medios de comunicación, políticos e instituciones oficiales y se han hecho estudios promocionados desde ese ámbito. Este tema, aparte de verse casi como una cuestión de estado, se ha convertido en un verdadero filón editorial y ha generado, más que nada, una gran confusión entre el público de a pie. Estas conclusiones a las que llegan estos autores prácticamente se han oficializado y generalizado en todos los medios en los que se habla del tema de la rumba catalana, ya sea en profundidad o de manera superficial, sin haber sido analizadas desde el rigor y el conocimiento. Es tanta la deformación y la confusión que existe que no es raro encontrarse con personas que creen, y así lo afirman, que la rumba flamenca deriva de la catalana y no es más que una adaptación aflamencada de esta última.

‘Rumbalogía’, o ciencia que estudia la manifestación musical de la rumba en todas sus expresiones, supone una oportunidad para replantearse su metodología.

Por otra parte, se ha comenzado a hablar de una ‘Rumbalogía’, o ciencia que estudia la manifestación musical de la rumba en todas sus expresiones, lo que supone una oportunidad para replantearse su metodología. Ésta, hace un esfuerzo por distanciarse tanto del folclore como del flamenco, ámbitos a los cuales no pertenece y a los que no debería aproximarse ya que éstos siempre sitúan a la rumba en una posición inferior: para los folcloristas suele ser una música urbana alejada de los parámetros musicales de los cantos rurales y para la Flamencología es un estilo menor que no requiere una mayor atención, por lo que no contempla la singularidad de la rumba catalana.

La rumba tiene que encontrar sus propios senderos musicales y generar su propio proyecto a partir de lo que es, sin ahogarse en discursos esencialistas que pueden beneficiar al mercado mediático pero que acotan el campo artístico al negar la variabilidad intercultural de las manifestaciones musicales actuales.

Así pues, y tras toda una historia de polémica, nació FORCAT, una asociación para el fomento de la rumba catalana, con el objetivo de definir y defender su identidad.

Organización encargada de fomantar la rumba catalana, FORCAT. Fuente, página web de AudioKat: http://www.audiokat.com/

Parten de la base de que la rumba es parte irrenunciable del patrimonio cultural catalán, y por ello trabajan para su reconocimiento social e institucional, promoviendo que sea declarada música popular y tradicional catalana. Además de este propósito simbólico,  también tienen como objetivos el reconocimiento de las figuras artísticas rumberas, la presencia de la rumba en los principales escenarios del país, la proyección internacional del género, la promoción de los artistas emergentes, la creación de materiales pedagógicos y el fomento de la investigación.

El panorama actual une a pioneros, clásicos y a decenas de nuevas bandas que releen la rumba a su manera, entre la fiesta y la fusión.

Todo ello se plasma en una demanda inmediata y palpable, que se materializa en la creación de la Casa de la Rumba, un equipamiento público para hacer crecer estas iniciativas y para convertirse en punto de referencia para la rumba catalana como fenómeno sociomusical.

Así, el panorama actual une a pioneros, clásicos y a decenas de nuevas bandas que releen la rumba a su manera, entre la fiesta y la fusión. “El ambiente está como nunca”, explica Pedro Reyes, miembro de FORCAT, “hay más rumberos que en la vida y, por primera vez, gracias a Forcat, gitanos y payos estamos unidos en un mismo objetivo: fomentar la rumba catalana”.

Para los protagonistas de este género musical, la esencia de la rumba catalana radica en la variedad de sus intérpretes, que la engrandecen haciéndola única en sus actuaciones. Estos artistas consideran que es necesario que cada uno coja un poquito de este estilo, para utilizarlo e interpretarlo a su manera, sin alejarse de lo que es en esencia.

Tal vez por eso la media de edad del público que asistía a los conciertos de cualquiera de estos grupos de rumba catalana, ha bajado considerablemente. Hoy en día se pueden encontrar jóvenes de 15 a 25 años, frente a los 30-50 de antes, y en gran parte este cambio lo han generado los jóvenes que han conseguido sacar a sus grupos adelante.

Ahora mismo, la producción discográfica de la rumba catalana mantiene un excelente ritmo.La rumba catalana, tradicional o salpicada de otros géneros, está más viva que nunca, ahora sólo ha de intentar lo más difícil, lo que más le está costando: darse a conocer fuera de Cataluña.

Si quieres saber más sobre la rumba catalana…

http://www.forcat.org/

http://www.youtube.com/watch?v=sTSzsg6sjwU&feature=fvwrel

http://es.wikipedia.org/wiki/Rumba_catalana

http://www.youtube.com/watch?v=KnwhTENyiVM

http://www.rumbacatalana.net/

http://www.flamenco-world.com/magazine/about/rumba_catalana/erumb.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: